EMPLEOS EN RIESGO POR EL CONTRABANDO


SCZ 22-08-2022


El contrabando estrangula al tejido empresarial industrial y pone al borde de la ‘muerte’ a las micro y pequeñas empresas (Mypes) del país. A decir del secretario general de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype) Bolivia, Juan Carlos Vargas, el retiro forzoso de trabajadores, cierre de puntos de comercialización, reducción de producción hasta el 30% de su capacidad instalada y la falta de confianza de los operadores de intermediación financiera que operan en el mercado son los efectos adversos que deja el ingreso clandestino de mercancías a este sector productivo.


La realidad del sector, en criterio del dirigente, atribuyendo testimonios de sus afiliados, contrasta con la reconstrucción de la economía que resalta el Gobierno. Al primer semestre del presente año, según el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, las exportaciones de Bolivia llegaron a $us 6.964 millones, más del 50% corresponde a la industria de manufacturas.


De acuerdo con Vargas, alimentos, textiles, cuero, madera y productos de limpieza e higiene son los sectores productivos asociados a Conamype afectados directamente por el contrabando. “La competencia desleal de productos de contrabando, la falta de incentivos tributarios a la producción y espacios comunes de comercialización (mercados de productos nacionales) retrasan el proceso de recuperación productiva y económica de las Mypes en todo el territorio nacional”, afirmó Vargas.


A decir del presidente de la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia (Caniob), Jorge Amantegui, como todas las empresas que operan en la legalidad, las industrias del sector también están sufriendo los embates del contrabando, que se refleja en el ingreso de aceites y harinas de soya, especialmente desde Argentina, afectando el comercio formal de las empresas nacionales.


“Hoy es imposible competir con los productos de contrabando, dada la diferencia con el tipo de cambio paralelo argentino. Eso se transforma en una dura competencia ilegal”, anotó Amantegui, al inferir que es muy difícil mantener las condiciones de producción y los equipos de trabajo cuando las ventas de productos caen en el mercado, a consecuencia de una competencia ilegal como la que genera el contrabando.


Acentuó que la afectación a las industrias tiene una repercusión negativa en toda la cadena productiva aceitera, afectando a productores, trabajadores y consumidores. “El contrabando disminuye la capacidad de crecimiento, de inversión, de remuneración y de generación de nuevos empleos”, aseveró Amantegui.


Pérdida de mercado y ventas


Javier Fernando Basta Ghetti, gerente Legal e Institucional de PIL Andina S.A., sacó a relucir que el contrabando representa una crítica situación para los alimentos producidos en Bolivia, de ahí que en la actualidad, según él, varias empresas del sector siguen atravesando una situación económica complicada, debido a la pandemia de coronavirus y a factores como la proliferación de productos de contrabando. “Las ventas de productos nacionales no se reactivan completamente, al contrario, se han visto disminuidas”, insinuó.


Relievó que, en la parte de operaciones, el impacto del contrabando en PIL Andina es importante porque implica una contracción de la demanda que, a la vez, incide en tener líneas de producción paradas, renegociar volúmenes de acopio y costos de insumos, además de las subidas de los costos de producción por la baja ocupación de capacidades de nuestras líneas productivas. La compañía contribuye al país con la generación de más de 2.400 fuentes de empleo directas y alrededor de 100.000 indirectas a escala nacional.


De manera específica, el contrabando en el sector lácteo, principalmente, se hace presente en leche en polvo, con precios de productos que están por debajo del costo de la materia prima que utiliza PIL Andina para elaborarla.


La pérdida del mercado atribuida al tráfico ilegal de mercancías es uno de los factores que, según el presidente de la Asociación Nacional de Industrias Lácteas (Andil), Roberto Arce, no permite la recuperación de las industrias del sector. “El contrabando es una operación que emerge por la diferencia de precio de compraventa de los productos. Si hay un producto que llega al mercado más barato, con características similares, va a tener mayor venta. Es por eso que los productos que entran de Argentina u otro país, más barato, compiten con la oferta nacional con ventajas económicas. Encima el país tiene ingresos reducidos”, manifestó.


Efectos son enormes


Desde Cervecería Boliviana Nacional (CBN), el director de Asuntos Corporativos Ibo Blazicevic, indicó que los efectos adversos del contrabando son enormes. “El contrabando de cerveza comercializa hoy un volumen de más de 47,2 millones de litros, que representa casi el 20% del total de la producción nacional de la industria cervecera y continúa creciendo, favorecido por la devaluación, principalmente del peso argentino, que en 2021 se depreció 42% con respecto a 2020 y recientemente, en tres meses se ha devaluado 59%”, insinuó.


Según Blazicevic, el contrabando de cerveza creció un 600% de 2013 a 2022, de acuerdo con la proyección del Estudio de Alcohol ilegal de Euromonitor. “Bebidas alcohólicas y la industria de bienes duraderos son los perdedores del comercio ilegal”, resaltó.


El ejecutivo complementó que el tributo omitido debido al alcohol ilegal es de $us 118,3 millones, monto importante que afecta la recaudación tributaria boliviana.


El contrabando se populariza


Para el gerente administrativo de Fabrica de Mermeladas y Caramelos Watts Casal, Juan Antonio Casal, el contrabando desmesurado es la consecuencia (no es problema) de ser un país caro para producir en comparación a las naciones vecinos. A ello, dijo que la fortaleza de nuestra moneda, la fuerte carga laboral e impositiva que aumentan el costo de producción son otros factores que condicionan la recuperación rápida de las industrias del país.


Deduce que el contrabando representa en la actualidad una de cada cuatro golosinas que se venden en una tienda de barrio y una de cada dos golosinas que venden los ambulantes.

“El contrabando se ha popularizado y democratizado tanto que la oferta por Facebook Marketplace es gigantesca y variada. Incluso se ven anuncios en Facebook de personas que buscan consejos para invertir algo de su dinero ahorrado en traer productos de la frontera con Argentina o Brasil. En Tik Tok abundan los bloggers enseñando lo fácil que es ir a estas fronteras a comprar productos como negocio”, comentó Casal.


Entorno adverso


Desde el Centro Boliviano de Estudios Económicos (Cebec), dependiente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), infieren que el contrabando constituye un freno a la reactivación económica. “La postergación en la creación de empleo es una consecuencia inevitable en un escenario de caída en ventas. Mientras el contrabando continúe golpeando a las empresas, la creación de empleo e inversiones posiblemente queden postergadas”, insinúan.


El Cebec deduce que el contrabando no afecta solamente a la industria o empresa que enfrenta una competencia directa desleal, sino al tejido empresarial en su conjunto. “La mayor parte de las empresas afiliadas a Cainco enfrentan un entorno adverso tanto por el contrabando, la débil recuperación y la ausencia de una política pública amigable con la empresa que genera empleo formal”, puntualizan desde el Cebec.


Fuente: https://eldeber.com.bo/dinero/mypes-contrabando-obliga-a-retiro-forzoso-de-personal-y-caida-de-la-produccion_290183

39 views0 comments